February 23, 2006

GARBAGE PAIL KIDS

ARTE PARA NIÑOS ENFERMOS
En la década de los ochenta yo era un niño y recuerdo que el primer dealer que vi en mi vida no fue un vendedor de estupefacientes. De hecho esos los conocí años más tarde. En esos días la adicción de moda no eran el ecstasy ni la cocaína rebajada. Entonces, éramos unos inocentes y lo que perseguíamos con desesperación eran las tarjetas coleccionables de los Garbage Pail Kids. Los dealers eran los jóvenes de más edad que se paraban en las esquinas repasando su bonche de tarjetas repetidas para enganchar nuevos clientes y por medio del trueque seguir acrecentando su colección personal.

Image hosting by Photobucket


CARDS FROM HELL
Esa misma década solo que unos años antes, el mercado de los juguetes se vio de pronto dominado por los horriblemente tiernos Cabbage Patch Kids, muñecos de tela con caras regordetas y nombres personalizados. La estrategia de Hasbro –la compañía manufacturera- fue hacer pocos muñecos, lo cual desencadenó la locura: todos querían tenerlos.

Image hosting by Photobucket


La compañía TOPPS, famosa por editar tarjetas de béisbol desde los años treinta, lanzó por esos días una serie de tarjetas que parodiaban las marcas y productos en boga en los Estados Unidos: los Wacky Packages.

Image hosting by Photobucket


En aquella serie había una parodia de los Cabbage –llamada, obviamente, Garbage Pail Kids- sólo que al final la tarjeta no se incluyó en la serie.

Image hosting by Photobucket


He aquí el primer Garbage Pail Kid de la historia, que nunca vio la luz pública
Posteriormente, la TOPPS lanzó un nuevo producto: Garbage Can-dy, una especie de bote de basura que contenía dulces en forma de basura: huesos, latas, etc. Estas dos ideas fueron las que le dieron forma a uno de los proyectos más grotescos y exitosos de hace dos decenios: las Garbage Pail Kids.

Image hosting by Photobucket


Xavier Roberts, dueño de la TOPPS inició una búsqueda de artistas para realizar la serie que tenía en mente. La idea, original de Mark Newgarden y Art Spiegelman (Spiegelman contaba que la idea brotó un día en que vio la foto de un feto en un bote de basura, nada más coherente), requería de un artista que se aventara 44 pinturas en dos meses, y se audicionó a tres dibujantes neoyorquinos, pero fue John Pound quien recibió la asignación de realizar no solo la primer serie, sino también la segunda y la mitad de las ilustraciones para las series posteriores ya que su estilo era el que más se acercaba a la preconcepción de Roberts.
Entre los dibujantes de quienes se puede apreciar su arte en las aproximadamente 1245 tarjetas publicadas en las series norteamericanas se puede contar a Tom Bunk, James Warhola (ambos de la revista MAD), Jay Lynch y el mismo Pound.

Image hosting by Photobucket


Sketch de John Pound
¿Y CÓMO ERAN, EH?
Las tarjetas eran pintadas en un tamaño de 5 pulgadas de ancho por 7 de largo, el doble del tamaño al que serían publicadas. Las técnicas más usadas eran la pintura de acrílico y aerógrafo y jamás podían ser firmadas, debido a una restricción de la compañía. Ésta, además, se quedó en su poder con casi todos los originales. De hecho, las únicas pinturas recuperadas fueron aquellas que debían ser corregidas y sólo así los autores pudieron mantener en sus manos algunos bocetos y pruebas de color.

Image hosting by Photobucket


Sketch de Tom Bunk
De cada tarjeta se publicaban dos con distintos nombres –así, por ejemplo, la tarjeta 164 de la serie 4 se llama Teddy Bear en la lista A, y en la B se le llamó Salvatore Dolly- estrategia que además de original le aseguró a la TOPPS una ganancia calculada de aproximadamente 64 millones de dólares (recuento hecho cuando la serie apenas iba como a la mitad así que saquen sus cuentas). Los artistas ocasionalmente proponían los nombres, pero era la compañía la que al final decidía cuáles se quedaban.

Image hosting by Photobucket


Checklist de la primer serie, con los nombres dobles de cada personaje
El reverso de las tarjetas incluía chistes y pasatiempos con los sucios personajes de las series, y piezas que daban forma a un rompecabezas de los personajes más populares.
La serie se volvió un éxito inesperado para la TOPPS. La doble parodia –por un lado, la burla de los archifamosos CPK y por otro el juego con nombres propios; además del uso de un humor escatológico y gore pasaron la prueba del público gringo. Algunas dulcerías de la época reportaban ventas estratosféricas en la etapa de mayor éxito de las Garbage. Algunas llegaban a vender la friolera de 500 sobres por día. El precio era de 50 centavos de dólar y el paquetito contenía 5 tarjetas y un chicle rosa con sabor a polvo y cartón duro.
¿Y POR QUÉ SE ACABARON, EH?
La primer entrega que saliera a la calle se lanzó en junio de 1985 y alrededor de las series 3 y 5, fueron demandados por Hasbro, que le exigía a TOPPS 30 millones de dólares por infringir derechos de autor.
Se dice que dejaron de publicarse por dos posibles razones: el declive de las ventas –que sí fue un hecho por allá de 1988-, y el arreglo al que tuvieron que llegar tras la demanda, el cual exigía que TOPPS dejara de publicarlas. Esto último suena más o menos poco factible, ya que las tarjetas no dejaron de salir a la venta e incluso alcanzaron las 15 series, aunque sí tuvieron que realizar ciertas modificaciones visibles exigidas por Hasbro: Cambiar el número de dedos en las manos de los personajes, una frente más alta, orejas más pegadas y que la apariencia de los personajes imitara el plástico y no la tela, como los originales CPK. Por eso algunos de los dibujos traían fisuras en la cabeza, para imitar la superficie plástica. Además, el logo tuvo que ser rediseñado.

Image hosting by Photobucket


OYE, Y ¿QUÉ MÁS, EH?
El éxito de las Garbage sobrepasó todo límite imaginado y el concepto se desarrolló también en otros ámbitos. Para empezar, en otros países se reeditaron las series en sus respectivos idiomas. Japón, Alemania e incluso Chile tuvieron sus propias GPK –las chilenas se llamaban Basuritas.

Image hosting by Photobucket


Se realizó una serie de cartoons, la cual jamás salió al aire debido a la presión ejercida por los padres de familia que se llegaron a enterar del proyecto y también se filmó una película lamentable en real action (o sea, con personas disfrazadas de GPK, lo cual acrecentaba el aura pseudo satánica que de por sí ya poseían), pero se dice que además de aburrida, es una muestra de malas actuaciones – características que más bien se antojan más interesantes que si hubiera estado bien hecha.

Image hosting by Photobucket


Además de una docena de dibujos de Pound que nunca se publicaron, se llevó a cabo una serie más (la 16), pero debido al declive en las ventas, la TOPPS decidió ya no publicarlas. De esa serie solo se recuperó un rollo en blanco y negro con 41 tarjetas –20 de Pound y 21 del resto de los artistas- de un basurero de la fábrica una vez que cerró por su severa crisis.

Image hosting by Photobucket


¿Y MÉXICO QUÉ, EH?

Pues nada, que en México jamás se editó serie alguna. Las tarjetas que llegaron al país se introdujeron por medio de la fayuca y la chatez de la sociedad católica y square de nuestro país las quiso prohibir por que, según, si las chupabas conseguías un trip gratis de LSD, como si algo así fuera tan barato –y luego dijeron que los Pitufos eran satánicos, y que los videojuegos incitaban a la violencia y... y todo aquello que no puedan comprender casi siempre se reviste de mitos chafos y baratos. Por eso las calles se llenaron de dealers de calcomanías mal impresas de las Garbage Pail Kids, puesto que, como ya sabemos, lo prohibido atrae.

Otras series y productos relacionados: Trash Can Trolls, Bathroom Buddies, Wacky Packages, Meanie Beanies, Morbid Monster Cards, Toxic High School y Silly CDs.
GORILA #13

17 comments:

*badlih star said...

Jaja! esta increíble, había olvidado esto, ahora tengo varios recuerdos, seguro de los vestigios que alcancé gracias a mi hermana en años posteriores, ya que en el verdadero boom de los GPK yo he de haber tenido como 3 ó 4 años, pero aún así recuerdo muy bien algunas tarjetas y esto de las chupadas para el free trip, que aplicó a casi cualquier juguete, sticker, dulce o papita que vendieran afuera de tu escuela....¿verdad o mito?
Y bueno de los cabbagge patch kids que puedo decir, incluso tuve uno, (como japonesito, porque "había de todas las razas") pero bueno ¿que niña no?...¿no?....¿no?

Anonymous said...

hola miren me regalaron 42 tegetas de garbage pail kids de las primeritas y quisiera saber cuanto estan costando en dolares por fa si saben escribanme a miu mail big_fercho1605@hotmail.com please

Anonymous said...

hola, en Perù, mi paìs, a mediados de los ochentas una editorial ya desaparecida tubo la buena idea de lanzar un album con estos personajes.Lo llamaron "la pandilla basura". En mi colegio todos, sin exagerar, juntaron el album, se convirtiò en una fiebre. Eramos felices, hasta que el ministerio de educaciòn decidiò intervenir. Censurò la comercializaciòn del album a travès de los medios de comunicaciòn. los profesores tenian el derecho de quitartelo y destrozarlo si es que te lo encontraban y ni que decir de los padres de familia. Entonces la compra, el intercambio y todo lo demàs se realizaba de forma clandestina.
Hasta la iglesia intervino, su argumento: cosas del demonio.
A mi album sòlo le faltaba una figura, la màs difìcil: juanito frito. Un dìa mi padre descubriò mi album escondido en mi cuarto. Cuando llegue a mi casa lo rompiò en mi cara.
Ya en la noche en mi cama soñaba con que mi padre intercambiara el lugar con juanito.

pino said...

Pana -amigo en Venezolano- sentí vertigo con este artículo. Varias cosas influyeron: como si se tratara de un ejercicio para probar el consciente colectivo, vi 3 frases tuya que me cagan, porque acá, donde es más tercer mundo, éste humilde servidor -yo- las había pensando también y sin nunca haberlas leído en parte alguna. 1 los dealer. Sí, en su momento hice ese simil hablando con un pana de la infancia, donde le contaba de un compañero de colegio que traficaba con las barajitas del mundial del 86. Lo cagante del asunto: el carajo después cambió las barajitas por el monte. La otra frase: por qué coño nos iban a regalar el LSD -gratis- eb barajitas. Aquí ese mito rebotó con varios fenómenos de los cromos, incluyendo los de la serie amor es.

Fuera de la introducción, tu post hizo que se me reviviera un reconcomio con mi madre: Cuando, por el mismo mito del LSD me rompió mis GPK. El coño de mi madre no joda.. Ahora, estoy obsesionado, debo reponer ese ladrillo de mi pared.

Pero tengo un culpable -y viendo la afinidad y la alteridad de ideas- del mito del LSD en barajitas: El negro marrrrrdito de cirilo de la serie -made in mexico- de carrusel. Te acuerdas de cirilo drogado por unas barajitas? el negro tiene la culpa.

Bueno, hombre, tremendo blog. voy a revisar qué más consigo.

ramoragde said...

Hola,gracias por la historia, yo en lo personal tengo casi completas las primeras 15 series, de un solo nombre, solo me faltan como 10, y me gustaria conseguir las nuevas series, si alguien de mexico me las puede vender, de preferencia del df, les dejo mi correo ramoragde_620@hotmail.com

Blumpi said...

Perdón por no contestarles antes.
yo en México ya no he visto más gente vendiendo cosas de GPK. quizá ya todo acabó en manos de coleccionistas. no quiero ni entrar a eBay a ver qué hay porque sé que me voy a volver loco. y creo que lo más difícil de conseguir han de ser los posters, de los cuales yo sólo pude comprar uno.
les deseo suerte en su búsqueda, y si encuentran algún lugar donde se vendan estas maravillas, no dejen de pasarme el dato.

Anonymous said...

je je je, llegué acá por que me encontre una laminita entre mis checheres de niño y quise saber que había pasado. en Colombia aparecieron como garbage pal kids, era un album para pegar, eso fue por ahí en el año 92 yo estaba bien chiquito, eran los muñecos más satanicos que habían pasado por mis manos, yo nunca llené el album (nunca he llenado alguno) y solo mendigaba laminitas repetidas de mis amigos porque yo no tenía un peso y mis padres no lo compraban, también fue un fenómeno pero de unos 4 meses porque no había series (hasta donde me acuerdo) entonces se llenaba el album y se acabó, buenos tiempos aquellos

Anonymous said...

mm en el caso de mexico por si no lo sabias la secretaria de gobernacion prohibio la entrada de esta mercadotecnia que en ese entonces si tenia permiso para entrar al pais en razo de que luego de un estudio criminologico se llego a la conclusion de que estas imagenes afectaban la psicologia de los niños razon por la cual en esos años aumento el indice en suicidios de menores, por lo que te recomiendo busques articulos del dr. rodriguez manzanera.

Anonymous said...

Los 80`s.... Que Epoca!!!!!!!
La musica, la television, el cine... Todo!
Los Garbage, todo un fenomeno, Lo mejor. Lastima que algunas personas, incluyendo algunos seguidores como mi compatriota ("eran los muñecos más satanicos que habían pasado por mis manos...") los tacharan asi. Que si eran cruentos y asquerosos, pues si, pero, de donde satanicos??? En fin, detras de toda esa mala propaganda estaban los intereses de algunos cuantos, como los directivos de los colegios que perdian la venta de sus productos en el interior del colegio porque todos esperabamos la salida para comprar las laminitas o la forcha o las cremas, a las que tambien perseguian y trataban de desprestigiar con mentiras, y como no les funcionaba entonces recurrian al abuso decomisando y tirando a la basura desde laminitas hasta alimentos. MALPARIDOS HIJUEPUTAS!!! Que lastima que uno era solo un niño no entendia que se estaban pisotenado nuestros derechos fundamentales. Lastima que la vieja perra dueña de ese colegio en el que estudie ya se murio, porque me hubiera encantado gritarle en la cara unas cuantas cosas hoy en dia...

Héctor said...

En el Perú, la basura fue censurada por la caca. En efecto, estos cromos sádicos y divertidos invadieron Lima en 1989, pero fueron censurados y su comercialización cerrada, debido a una campaña pseudo-moralista que fue encabezada por la antinacional Radio Programas del Perú, a pesar de no tener esa radio ninguna autoridad política y mucho menos moral para ello, por ser una emisora delincuencial, ultraderechista, sucia e inmoral. Apoyó en aquel entonces al Fredemo (aglutinación de todos los partidos de la derecha vendepatria) y luego al Chino Cochino Fujimori después de que éste traicionó al Perú en 1990 (poco después de asumir la presidencia) con el shock criminal y vendiéndose a la derecha y al imperialismo. Por ello, RPP, su Chino Rata y los odiosos delincuentes fujimontesinistas en general son muchísimo más cochinos que lo que aparece en La Pandilla Basura: son La Pandilla Caca.

Descarga gratuita del álbum "La Pandilla Basura"
Hagamos patria. Contrarrestando esa tonta campaña aguafiestas y falsamente moralista propiciada a fines de los 80 justamente por los inmorales y corruptos enemigos del Perú, he aquí una información:
Si desean descargar el álbum, hagan clic en http://oink.elrellano.com/basura.php.
Garbage Gang® y La Pandilla Basura® son marcas registradas de The Topps Company Inc. Desde aquí les agradezco a los autores de dicho website por su generoso trabajo de haber escaneado y subido el álbum, cromo por cromo.

Descarga de las 15 series de "Garbage Pail Kids"
La serie en español del álbum “La Pandilla Basura” son los primeros cromos creados, pero con el correr de los años, los autores fueron creando más cromos a cual más chistoso, cruel, sádico, grotesco y cochinito. Si desean descargarlos, hagan clic en este vínculo que contiene las series de cromos (en inglés):
Garbage Pail Kids Card Profile Series #5 Hi-Res www.geocities.com/gpeekay/series5hires.html

Héctor said...

Descargas gratuitas de Internet
a) Álbum "La Pandilla Basura" en español
http://oink.elrellano.com/basura.php
b) "Garbage Pail Kids" - 15 series
http://www.geocities.com/gpeekay/series5hires.html

familia salguero silva said...

hey panita, retrocedi como 22 años cuando tenia 11 y estaba en 1 grado de secundaria, me enloquecian estas tarjetas y llene como 3 albunes completos aca en colombia eran la locura y un dolor de cabeza para muchos padres puritanos jejeje que buenos recuerdos esos gracias compadre.... suerte

Gandalf the nerd said...

Aguas, en mi escuela corria el rumor que si las intentabas quemar cobraban vida y bailando se salian del fuego. Nunca lo intente pero aguas.

Anonymous said...

Vivo en México y en aquél entonces sólo las veía pero no podía tenerlas en casa porque mis hermanas decían que me iba a cortar un brazo y no sé què más. Pasaron años y por ahí del 94 encontré un tianguis donde todavía vendían los sobres cerrados de varias series con todo y el chicle más rancio que la chingada. Formé una colección de 430 estampas. Qué tiempos, ahora las ven mis hijos y no entienden qué le veía yo a ésas pendejadas si en sus videogames salen cosas bien cabronas...la otra vez jugué uno que se llama Manhunt y te cagas, si las Garbage nos hicieron "daño" no quiero sbaer qué le va a pasar a las nuevas generaciones con tanta violencia mediatizada y estupidez en la tele. Saludos, qué buen artìculo.

Héctor said...

Desafortunadamente ya no están en Internet las 15 series de Garbage Pail Kids Card Profile, cuyo vínculo era www.geocities.com/gpeekay/series5hires.htm, pues Geocities.com desapareció. Si alguien lo encuentra, avísenos.
Si desean descargar el álbum de la primera serie, hagan clic en: http://oink.elrellano.com/basura.php
Garbage Gang® y La Pandilla Basura® son marcas registradas de The Topps Company Inc. Desde aquí les agradezco a los autores de dicho website por su generoso trabajo de haber escaneado y subido el álbum, cromo por cromo.

Anonymous said...

çpor favor amigos ¿no les aprece que esas basuritas son un asco una porqueria que deforma la mente? no puedo creer que se tenga nostalgia de esa aberracion, no es satanica, pero si seguramente una aberracion mental todo eso de los gpk

Victor said...

Gracias por la informacion. Me parece lo bastante profunda y objetiva para ver de donde salieron estos dibujos tan populares en mi infancia. Te felicito.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.