June 06, 2006

ANTON SZANDOR LAVEY: EL AGENTE DE PRENSA DEL DIABLO

La historia alrededor del satanismo, igual que la del cristianismo, está construida a partir de mitos, leyendas urbanas e historias folklóricas. El cine, por ejemplo, nos ha dado cientos de posibles versiones del diablo creando al final un vacío que no despeja ninguna duda. Irónicamente, el primero en echar abajo las creencias populares sobre el demonio, es uno de sus símbolos más representativos dentro de la cultura pop. Anton Szandor LaVey ha construido una legión de seguidores que le dan la vuelta a las viejas creencias y desde una posición más inteligente reconstruyen la figura de Satán.

Photobucket - Video and Image Hosting


EL VAMPIRO PSÍQUICO


El 11 de abril se celebra el nacimiento de Anton Szandor LaVey, llamado “El Papa Negro” y fundador en 1966 de La Iglesia de Satán. Despejemos la primer duda: LaVey no cree en dios, pero tampoco en satán. No lo adora ni le teme. Para él, no es más que un símbolo creado por el cristianismo para englobar aquella parte de la naturaleza humana que se pretende “oscura” o “maligna”: el deseo, la avaricia, la venganza y el ego; pero que todos los seres humanos dejan aflorar sin falta. Si no cree en satán, ¿qué lo movió a fundar una iglesia satánica? Antes que nada, que para él el satanismo no es una cuestión antropomórfica, no necesita una representación humana que le dé validez. LaVey jamás ha declarado que mantenga comunicación con satán ni con dios alguno. No busca la divinidad, pero para él, el mal sí es algo tangible, aunque, atendiendo a conceptos Nietzscheanos, “el hombre debe estar más allá del bien y del mal”.

El mal es aquello que te produce malestar, dolor, displacer. El bien es lo contrario. No hay nada místico en ello.

Segundo, no lo mueven los ambientes góticos que la tradición recrea en cuanto se le menciona la palabra “satanismo”. El satanismo es, simple y llanamente, una forma de vida, una manera de ver las cosas; pero no una demasiado alejada de la llamada “normalidad”, pues lo que persigue es la siempre huidiza felicidad. ¿Cómo encontrar la felicidad si además se busca dentro de los flameantes terrenos del satanismo, siempre imaginado como todo lo contrario? Dice LaVey: cuando el hombre alcance su propio nivel, buscando la libertad y sin las pesadas reglas que encadenan al hombre. Sin restricciones (étnicas, por ejemplo) es más fácil acceder a ello. “El mayor error de Hitler fue emplear los conceptos racistas que usó. Con eso perdió todo. Habría ganado la guerra si hubiera utilizado a la gente que consideraba inferior”.

¿Qué es ser satanista? Ser libre en la mente, individualista. Es no negar los impulsos primarios del ser humano, sino atenderlos y vivir con ellos. Ser cristiano, por el contrario, no le permite al hombre ser libre, pues los conceptos de pecado y culpa que ha aprendido en la iglesia y a través de los siglos, le dejan inmóvil, atenazado. Para LaVey, decir “soy cristiano” es una cuestión de agallas. “Es tan fácil estar en la mayoría. A la mayoría le encantaría poder ser diferente, pero no se atreve porque le da miedo las consecuencias”.

Photobucket - Video and Image Hosting


Bajo estas premisas, LaVey desprecia el rock, música de las masas al cual llama “música hostil”, y, en un arranque de viejo romanticismo, se lanza con todo: el rock marca el fin del romance y Black Sabbath le debe agradecer a él que la iglesia condene su música: “las letras satánicas, las películas satánicas e incluso los asesinatos satánicos nacieron de la Iglesia Satánica”, dice con absoluta certeza. LaVey sólo pide un poco de crédito por haberle movido el suelo a la sociedad.

Su capacidad para conmocionar sería mayor de haber salido a la superficie en décadas más recientes, así como pasó con Marilyn Manson. LaVey aparece en El bebé de Rosemary, justamente como Satán; aquel que preña a Mia Farrow y con quien procrea al heredero de las tinieblas. Aún así, no aparece en los créditos y su fama llegó en los 60 con fuerza, aunque acabó diluyéndose a pesar de ser uno de los más serios ideólogos del satanismo.

Photobucket - Video and Image Hosting


De ser fotógrafo de nota roja pasó a realizar elaborados rituales seudo-satánicos en centros nocturnos con chicas topless y toda la cosa, hasta redactar sus 9 Declaraciones Satánicas, sus 7 Reglas Satánicas de la Tierra y sus 9 Pecados Satánicos, que forman el pensamiento del satanismo y que algunos dicen: “Satán representa la amabilidad hacia quienes la merecen, en lugar de ofrecer la mejilla”, “No opines a menos de que te pregunten”, “No dañes niños pequeños”. Sus ideas son las más humanas que se puedan encontrar en religión alguna, pues, por ejemplo, demuestra especial consideración por los niños y los animales, al ser estos seres más puros, sin la estupidez, el conformismo, la falta de perspectiva y de estética de los humanos adultos.

LA IGLESIA SATÁNICA


Photobucket - Video and Image Hosting


Fundada en el 66, LaVey declaró aquel año como Año Uno y Anno Satanas.
LaVey creó su iglesia –la cual llena todos los requisitos de una iglesia tradicional: un templo, miles de seguidores, una Biblia (negra, por supuesto), una serie de lineamientos- porque no había nada parecido en el mundo. “Conozco el poder de ciertas palabras, como satanismo, y las implicaciones que tienen en la vida de las personas”. LaVey sabe que el hombre es un ser alienado, pues la palabra satanismo le produce terror, aunque, como ya vimos, el concepto está muy alejado de la idea que el hombre tiene de él. El diablo, el infierno, el mal, básicamente son símbolos culturales.

A diferencia de la católica, su iglesia no realiza proselitismo; es un grupo hermético con muchísimos lineamientos que limitan la entrada, para así salvaguardar la seguridad de sus miembros. Ningún individuo que no sea parte de la iglesia puede, bajo ninguna circunstancia, asistir a presenciar los rituales ni al templo. Por otro lado, las restricciones se relajan, pues no existe una mayoría de edad para convertirse al satanismo y, por el contrario, LaVey promueve la conformación de las llamadas Juventudes Satánicas. Las libertades dan oportunidad a que los miembros interesados abran templos, llamados Grottos, aunque sin relación directa con la iglesia matriz, pues cada grotto es responsabilidad de su Grotto Master.

Sus seguidores sí son el prototipo del “satanista” (heavy metallers, les hablan), pero también los hay tiernos abogados e inofensivas amas de casa. LaVey dejó de hacer público el número de satanistas al alcanzar la cifra de 7000 y se habla de unos 10,000 discípulos a la fecha. Jane Mansfield, los Hells Angels, Kenneth Anger, algunos grupos de Neo Nazis, John Travolta, Marilyn Monroe; muchísima gente se ha convertido al satanismo de LaVey o ha coqueteado con él. Naturalmente, los sociólogos etiquetan a sus seguidores como problemáticos, fundamentalistas, alcohólicos y desorientados, pero, ¿acaso en el catolicismo no los hay también?

La iglesia está conformada por un escalafón jerárquico de cinco niveles cuyos criterios para escalar diferentes niveles no están basados en conocimientos ocultistas ni místicos, sino en cultura general más allá del satanismo; una iglesia que piensa en la inteligencia de sus miembros y no en los diezmos no debe ser tan mala. Esa selección (natural) de los más aptos por su inteligencia y conocimiento le da más solidez. ¿Qué NO es la Iglesia Satánica? No es un centro iniciático, un club de fans ni de amigos por correspondencia o corazones solitarios. Esto es serio, señores. No se trata de que el pueblo llene los templos, no todos son aptos ni útiles. ¿La máxima alternativa subterránea? Quizá...

Igualmente, no se trata de una iglesia sedienta de seguidores que le dejen un diezmo. Quien no concuerde con los postulados o no tenga el dinero para pagar la cantidad para volverse miembro, no tiene que verse forzado a nada. Que regresen cuando estén convencidos, dicen: “nosotros aún seguiremos ahí”. Por eso aventura que en el siglo 21 el satanismo será la religión con más adeptos sobre el mundo. Difícil de creer, no hay tantas mentes brillantes; todo lo contrario.

Photobucket - Video and Image Hosting



LA BIBLIA SATÁNICA

Al lado del Necronomicon, el mítico libro pensado por Lovecraft, la Biblia Negra de LaVey forma parte de aquellos libros malditos que el solo nombrarlos produce escalofríos, y que representa la filosofía elemental de la iglesia. Vale la pena revisarla: LaVey es un ser muy inteligente, con ideas muy brillantes que dan más por la humanidad que cualquier discurso irrelevante, ultraderechista, ortodoxo, convenenciero y mamón de cualquier líder cristiano (llámese como se llame).

Photobucket - Video and Image Hosting

11 comments:

*badlih star said...

wow!

Bar said...

Totalmente de acuerdo, valga la redundancia pero el Satanismo está muy satanizado, a mi en lo personal me parce una opción mas sensata, mas pragmática, menos chaquetera...

Gama said...

Y pq no incluiste algun fragmento de la biblia satanica que ejemplifique lo que aqui explicas?. Muy interesante

Blumpi said...

BADLIH STAR: I agree.

BAR: pero ya sabes que la palabrita satanismo cauza escozor, nomás porque sí.

GAMA: oh sí, este texto lo ampliaré (originalmente lo publiqué en Gorila); necesita un poco de extra info, como por ejemplo, algunas partes del libro. pronto lo haré.

Anonymous said...

que interesante, soy catolico y por esto mismo me interesa averiguar. Se que nuestra iglesia ha tenido errores, pero la iglesia la hizo el hombre, que como tal tiene faltas. pero el cristianismo no, es perfecto, asi mismo lo deberia considerar la iglesia satanica que con tan bellas palabras trata de demostrar que no son malos, me gustaria obtener mas informacion para hablar con fundamentos claros sobre su iglesia asi como puedo hablar de la mia.ojalá algún satanico pudiera ayudarme o opinar en este blog, debería ya que es una de sus "reglas",“No opines a menos de que te pregunten”, _joker_

Crisis said...

Buen textito Blump. Chido que visitaras nuestro fotoblok faltoso. Por cierto, no, no hemos visto al Kopke, anda perdidísimo.

Les dejo la 11va regla de la tierra del buen LaVey:

When walking in open territory, bother no one. If someone bothers you, ask him to stop. If he does not stop, destroy him.

Blumpi said...

CRISIS: muy a tono!

Anonymous said...

Para gama: Porque al satanista no le mastican las cosas en la boca.

^^ CACHULE ^^ said...

cool.
de hecho creo que alguna ves escuche musica de este dude..
si creo que si. hace como un mes..
es buena musica.
y es el misma letra igual a su filosofia "satanismo".

TUNICA ROJA said...

LA ATRACCION A GENTE IGNORANTE CON TODO EL RESPETO QUE AMBAS PARTES QUE SON LO MISMO ES PAJA DE LA PAJA, SANGRE DE MI SANGRE, DEBE DE SER LO MAS NORMAL PERO POR VERLO COMO RELEVANTE LO HACEN HASTA MAS ESPECIAL... SOLO LA SACERDOTISA EN LEGION COMUN SABE LO QUE ESTOY DICIENDO ESPERO Y LLEGUEN A COMPRENDER SE QUE SE LES HACE INTERESANTE PERO ES MEJOR CONOCER AMBAS PARTES SI NO CONOCES LA PARTE MAS COMUN QUE ES EL CRISTIANISMO CREEME NO PIERDAS TU TIEMPO TRATANDO DE COMPRENDER ESTO NO ES UNA MODA SOLO HAY QUE APRENDER A VIVIR..

Anonymous said...

no entiendo porq tanta webada si cuando murio ese animal le dieron la extrema uncion y en su tumba pusieron una cruz encima hahaha :D satanistas de mrd

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.