August 02, 2007

THE CONTRACT WITH GOD TRILOGY

UNA FUERZA VITAL

Para Ari Volovich

Publicada por primera vez en 1978, es considerada la primera novela gráfica en la historia de los cómics —aunque estrictamente no lo es. A Contract with God, el punto de partida de esta trilogía neoyorquina compuesta por 15 historias en tres capítulos, es una crónica del nacimiento, desarrollo y posterior decadencia —con todo y su renacimiento- de la gran manzana podrida, Nueva York, pero también podría ser la historia de cualquier urbe que los años y los acontecimientos vuelven elefantiásica.
Esta trilogía cuenta la historia del número 55 de Dropsie Avenue, una calle imaginaria enclavada en el Bronx en el que vivió Eisner. Se trata de un edificio de departamentos, más bien una vecindad, que, a partir de una dolorosa anécdota que bien podría ser parte de la pastoral americana de Phillip Roth, comienza su accidentada existencia como un ser vivo de concreto en el exterior y seres humanos por dentro. Eisner inicia exorcizando su propio dolor a través de la historia de Frimmehleh Hersh, un judío que pierde toda fe en su dios luego de que Rachele, una niña que alguien le deja en la puerta de su casa dentro de una caja de naranjas y a quien adopta, enferma y muere. Eisner hace un “ejercicio en agonía personal” pues su única hija, Alice, había muerto de leucemia cuando apenas contaba con 16 años. “Su pelea con dios era la mía”, comenta en su prefacio, y vemos al personaje de Hersh renegando de su dios, enojado por haber violado su “contrato”.
Pero la historia de Hersh es también la del nacimiento de la ciudad. Su contrato con dios, firmado en piedra, es un símbolo del destino que le ha tocado vivir: la ola antisemita en los años posteriores al asesinato del zar Alejandro II hace decidir a los ancianos que el pequeño Hersh sea quien sobreviva a la catástrofe. Así, es enviado de Rusia con lo que les resta de dinero al lugar en el que el sueño se cumple para todos: América (Estados Unidos, como sabemos). Y es así como Eisner hace un retrato del melting pot: la llegada de inmigrantes a NY, la mutación de las calles que deben recibir a los nuevos habitantes y que va creando interconexiones, resentimientos y todo tipo de conflictos que nacen de la simple convivencia entre seres humanos. Las tensiones raciales entre italianos, judíos, latinos y anglosajones se mezclan con los pequeños/grandes dramas personales de todos los días: el superintendente acusado de violar a una niña que se ha inventado la historia luego de levantarse el vestido a cambio de una moneda; la mafia que se cobra con dinero o con violencia la protección; el ropavejero que, luego de años de juntar el dinero que cobra por vender ropa usada, logra comprar el edificio de departamentos; el joven que se viste bien para poder cazar una esposa rica (haciendo ella lo mismo pues busca también una vida próspera). La historia, ubicada en las primeras décadas del siglo XX, cruza el campo de batalla de la guerra y la depresión, agravando todo cuanto sucede en los cuartuchos del 55 de Dropsie.

Eisner es imparcial en su retrato de la vida diaria, no hay personajes absolutamente buenos o malos, más bien todos son rabiosamente humanos, personas queriendo sobresalir en un ambiente hostil, aprovechando las oportunidades que se presentan para alcanzar the dream así sea incendiando su propia casa para cobrar un seguro, asesinando para vengar una injusticia o siéndole infiel a la esposa con tal de encontrar en otros brazos algo de felicidad. Eisner también es implacable, el microcosmos que es Dropsie tiene un paralelo en el microcosmos de la vida de las cucarachas. “Izzy the cockroach and the meaning of life” es una pequeña fábula citadina de proporciones filosóficas.

La reunión de “A contract with God”, “A life force” y Dropsie Avenue” se complementa con 12 ilustraciones nuevas hechas por Eisner, cerrando así el capítulo de eso que el también autor de The Spirit no inventó pero a lo que le dio nombre y un parámetro en cuanto a una forma original de contar historias: el arte secuencial, la novela gráfica.

The Contract with God Trilogy
Will Eisner
Norton, 2006

Publicado en Milenio Diario, 2 de agosto de 2007

2 comments:

Daniel Aguilar said...

Orales. Interesante, bastante. Lo malo por acá no llegan esas joyas.
Escribe uno sobre Chris Ware, ándale. En Gorila tú recomendaste a Baseman?
Chido loco.

Blumpi said...

Pronto subiré algunas reseñas que he escrito de Ware. y sí, recomendé un libro con una portada de Baseman -New and used Blab!, además de la caricatura de The teacher's pet. ¿La llegaste a ver? Era de Disney Channel.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.